Welcome to the Inopia.

Más allá de Orión, la Puerta de Tanhauser, los Cerros de Úbeda, la cara oculta de la luna, Babia y más lejos todavía de donde Cristo perdió el gorro andan a la deriva, o más bien naufragan, mis pensamientos y reflexiones sobre las más que recalentada realidad que nos abrasa todos los días. Por eso, cuando todo se emborrona y pareciera que nada tiene sentido, me exilio en la Inopia, lugar donde encuentro el hilo de Ariadna al que agarrarme si quiero encontrar la salida del laberinto.


Sitio desnuclearizado

viernes, 28 de enero de 2011

El aire que respiramos en Madrid.


Siempre se dijo en la "capital del reino" la famosa frase "de Madrid al cielo", lógicamente sería en tiempos en los que no existía la polución que se sufre en la actualidad y que se extiende sin control por toda la Comunidad madrileña. Pues hoy más bien sería un cielo envuelto en humo, nada que ver con el sentido metáforico positivo de la frase...
Dejo hoy como entrada un interesante artículo publicado ayer en su web por la comisión de contaminación de Ecologistas en Acción de Madrid. Espero contribuir modestamente a través de este blog a la difusión de este tipo de información que no siempre está disponible.

La contaminación se extiende por la Comunidad de Madrid

Las redes de control de la calidad del aire del Ayuntamiento de la capital y de la Comunidad de Madrid vienen registrando altos valores de contaminación por dióxido de nitrógeno durante todo el mes de enero sin que se tomen medidas para evitarlo. Las causas son las habituales: la mezcla de anticiclón con el intenso tráfico de vehículos de la región y con la inacción de los responsables municipales y autonómicos.

Como siempre ocurre cuando no hay inestabilidad atmosférica que disperse la contaminación los gases tóxicos se concentran en muchas áreas de la región madrileña. Así, en los pasados días del presente mes, se han registrado numerosos picos de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) en numerosas estaciones de la capital y en diversas localidades de la Comunidad.

La normativa vigente exige que no se superen en más de 18 horas durante un año la concentración de 200 µg/m3 de dióxido de nitrógeno. Con tan sólo 27 días discurridos de lo que va de 2011 ya hay estaciones que caminan a pasos rápidos hacia la superación de este límite legal: en la capital, la estación de Ensanche de Vallecas ha superado este límite en 11 veces, las de Ramón y Cajal y la de Plaza Elíptica lo han hecho en 7 ocasiones, Cuatro Caminos y Sanchinarro en 5… Por su parte, en la red de la Comunidad, Getafe ya ha tenido 7 horas de superación de este nivel y Coslada 6.

Ecologistas en Acción considera que las dos administraciones han dado evidentes muestras de su falta de voluntad para ajustarse a las exigencias legales en calidad del aire, que no pretenden otra cosa que preservar la salud de los ciudadanos.

En este sentido, mientras los madrileños pierden hasta dos años de esperanza de vida por la contaminación del aire que respiran a diario, las declaraciones de la responsable municipal de Madrid de Medio Ambiente, Ana Botella, afirmando que el aire de la ciudad no ocasiona ningún problema de salud, no son sino una burla macabra, que se contradice con una enorme cantidad de evidencias basadas en estudios científicos.

Además, este tipo de comentarios resultan aún más inadmisibles cuando ha quedado más que patente el incumplimiento de la ley por parte del Ayuntamiento de Madrid. En lugar de pedir disculpas a la ciudadanía y ponerse manos a la obra para resolver el problema cuanto antes, de forma demagógica se minimizan sus consecuencias y se plantean solicitar una prórroga que mantenga a la ciudad cinco años más con altos niveles de contaminación.


miércoles, 26 de enero de 2011

Próxima visita del papa.

 

“El Retiro se convertirá en un confesionario”.
El Ayuntamiento de Madrid cede a la Iglesia el parque público para la Jornada de la Juventud
(Diario “Público”. DANIEL AYLLÓN MADRID 26/01/2011)

Aunque parezca sorprendente la noticia no lo es. Se presume tan cierta como que hoy es miércoles. Sí, amigos el ayuntamiento de Madrid cederá el Parque del Retiro a la Iglesia Católica como confesionario improvisado para las próximas Jornadas de la Juventud, que se celebrarán entre los días 16 y 21 de agosto de este año.

Y digo yo, ¿tantos pecados tienen para confesar, quien se supone deberían estar más exentos de ellos, para necesitar tan grande cesión de terreno? Porque puestos a escoger un sitio más adecuado que este céntrico parque madrileño yo les habría cedido la Casa de Campo. Según la noticia unos 1.000 entre cardenales y obispos y más 10.000 sacerdotes cubrirán tan magna representación de culpa. Creo que este emblemático lugar estaría mejor acondicionado, pues sus ilustrísimas y demás miembros de la Iglesia podrían aprovechar los tiempos de descanso y sofoco (en Madrid por esas fechas hará un calor terrible) para “echar una canita al aire” con las muchas profesionales del sexo que se ganan el jornal vendiendo su carne. Tanta fogosidad y continencia hay que destaparla por algún lado, porque si no pasa lo que pasa y se acaba recurriendo a otras maneras más escandalosas y deleznables (valgan la infinidad de casos como ejemplo de abusos a menores que se están destapando). Además a estas honradas mujeres no les vendría nada mal contar entre sus posibles clientes a tan generosos caballeros (que se sepa no tenemos noticias de que la crisis haya llegado al Vaticano).

Lástima que no tengamos tan bonito espectáculo… menos mal que en agosto, en Madrid ,no queda ni el Tato.

martes, 25 de enero de 2011

Sobre la Ley Sinde.


Desde un primer momento el debate en torno a la “Ley Sinde” fue algo más que un mero enfrentamiento jurídico entre los representantes de la industria del entretenimiento y unos vulgares piratas cibernéticos sin escrúpulos, pues también, desde el principio de la polémica, supuso un verdadero debate político sobre los límites de nuestros derechos y libertades fundamentales como ciudadanos y no una simple cuestión jurídica en torno a la propiedad intelectual.

Pero esto no es nuevo, ya desde 2001 (por entonces gobernaba el PP) se trató de controlar la red a través de lo que quedó en un anteproyecto de ley, conocido como LSSI. Y si algo ha conseguido movilizar unánimemente desde entonces han sido los múltiples ataques contra el libre acceso a Internet y al intercambio de contenidos (que no robo, porque no es lo mismo intercambiar y/o copiar que robar, por mucho que se empeñen en demostrarnos lo contrario). El manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet consiguió unir a todos los internautas españoles en un único objetivo: defender la libertad de expresión en la Red. Porque por mucho que se empeñen bajo la Ley Sinde se esconden los verdaderos motivos de su implantación: poder cerrar cualquier web bajo la mera sospecha de supuesta ilegalidad. Y entendamos aquí por “ilegalidad” no solo los sitios de intercambio, si no que los que están en verdadero peligro son los portales de “contracultura” y “antisistema” que operan en contra de cualquier imposición antidemocrática y que son una denuncia constante contra los abusos continuados de poder.

Detrás de todo este embrollo están no solo los políticos que convierten la voluntad popular en un mero brindis al sol, si no que los verdaderos impulsores son las multinacionales del entertainment. Y la cultura no necesita de las multinacionales de la intermediación para venderse en Internet, lo que verdaderamente necesita es un mecanismo ágil, que permita controlar la difusión de su obra y su justa retribución. Ciudadanos y artistas necesitamos una democracia directa, en la política y en la creación.

Pero habrá que seguir luchando pues la batalla aún no ha terminado. Ayer, la Ley Sinde se cerró con un nuevo acuerdo, de cara a afrontar al trámite del Senado, entre los de siempre (aunque hagan política bajo siglas diferentes en el fondo no hay ninguna diferencia), es decir PP y PSOE más la inestimable y nunca bien pagada ayuda del nacionalismo catalán de derechas.

Como dijo el profesor Mosterín en un reciente artículo de opinión publicado en El País: “Lo que necesitamos es un debate abierto, racional, sereno y sin prejuicios. Internet está aquí para quedarse, afortunadamente, pues es la mejor esperanza que tenemos de un mundo sin censuras, controles ni fronteras, donde cada ser humano tenga acceso a toda la cultura sin límites ni restricciones y decida libremente en cada momento qué hacer y cómo hacerlo y en qué lengua hacerlo y por qué ideas interesarse y con quién hablar y comerciar y ligar”.

lunes, 24 de enero de 2011

La plaga del incivismo.


No por cumplir más años y hacerme cada vez un poco más viejo se me quitan las ganas de revelarme frente a lo que considero faltas de respeto al prójimo, cara dura o desvergüenza puestas en escena por parte de un sector de la ciudadanía que empieza a ser muy numeroso (esto es lo preocupante del asunto) y del que, desgraciadamente, cada vez tenemos más constancia. No tengo muy claro todavía si el problema está en mí por no saber adaptarme a los nuevos usos y tiempos, o si lo es de éstos por ser particularmente grotescos, zafios y preocupantemente insolidarios.

No me referiré aquí a situaciones relacionadas con problemas de un corte social más profundo, pues son múltiples, variadas y seguramente más complejas, por lo que merecen, creo, otro tipo de análisis. Más bien me referiré a pequeños hechos cotidianos con los que convivimos a diario pero que no por no ser pequeñas “anécdotas” dejan de ser un fiel reflejo de en lo que nos estamos convirtiendo. Me explico.

No hace mucho me enfrasqué en una discusión con una madre por que ésta había aparcado su vehículo nada menos que en el paso de peatones que une la salida de un colegio con la acera opuesta. Este hecho, además, ocurrió cuando habían acabado las clases y los niños y niñas junto a sus padres se disponían a intentar cruzar la calle por dicho paso de peatones. La muy “enfadada” madre (sí, si encima se enfadó) “argumentaba” en su defensa que no había otro sitio donde aparcar más cerca, que llegaba tarde a recoger a su hija y que se podía pasar perfectamente entre su vehículo y los de ambos lados. No sólo no pedía disculpas y no retiraba su coche (pudiendo alegar cualquier excusa) sino que además, con elocuentes gestos de bravuconería y muy expresivos alaridos, se alejaba de la escena del “crimen” con paso rápido hacia la búsqueda de su pobre hijita… En otra ocasión la enfurecida “víctima” (porque no es casual que se sientan ellas las víctimas) fue una paseante y, supongo, dueña de un perro que ante la indiferencia de la misma soltó la cagada en medio de una acera. Esto podría ser un hecho normal ya que se entiende que los perros no avisan cuando necesitan hacer sus deposiciones, pero lo de nuevo escandaloso y alarmante fue que la señora, no sólo no recogió la caca sino que también recurrió al ataque con insultos y algún que otro rebuzno ante mi lógica queja. No puedo dejar tampoco de contar la, diría yo maniática, costumbre de caminar por donde no se debe. Me refiero en esta ocasión a la "manía" (que quiero pensar que se debe en su mayoría a la falta de cultura al respecto) de transitar como peatones por donde solo pueden circular bicicletas. Quien tenga costumbre de moverse en bici por la ciudad seguro que habrá tenido algún que otro altercado con algún peatón o peatones que como si con ellos no fuese la cosa, caminan tranquilamente por mitad de un carril bici. Es verdad que algunos ante el paso de la bici y el prudente aviso se apartan, piden disculpas y se cambian a la acera, pero otros, que no son pocos, no solo no se apartan sino que además te insultan…

Pero éstos aun siendo ejemplos abundantes de incivismo y mala educación con los que nos podemos topar cualquiera no son los únicos, como ya os podéis imaginar y según la experiencia de cada cual se podrían enumerar cientos de ellos, pero por dejar constancia de una pequeña muestra añadamos a los dos enunciados anteriormente los que se producen en los campos de fútbol infantil cuando hay partido. No hay sábado que no escuche más de un sonoro improperio contra el árbitro y contra los jugadores del otro equipo (en ocasiones hasta contra los del suyo propio). La cosa ha llegado a veces (esto todavía no he tenido la mala fortuna de contemplarlo), según me han contado, al enfrentamiento (eso sí sin llegar a las manos todavía y que se sepa) entre los padres de un equipo y del otro. ¡Tengamos en cuenta que estoy hablando de fútbol infantil de “barrio”!. También se podrían sumar a esta infame lista de actos incívicos la suciedad que se extiende a lo largo y ancho de nuestras aceras, la violenta y agresiva transformación que sufren algunos conductores al ponerse al volante de su vehículo, los ruidos innecesarios que se provocan sin venir a cuento bajo la única aparente razón de pasárselo bien, etc. En fin, verdadera plaga el despliegue que se podría enumerar de ejemplos de incivismo. Desde luego si queremos exigir con el ejemplo a nuestros gobernantes mejores maneras y actuaciones nos estamos despojando de autoridad moral para ello, porque no olvidemos que los que "mandan" no son más que el reflejo fiel de a quienes representan.
Como decía al principio puede que la culpa sea mía por no entender lo tiempos que corren, o por ser demasiado intransigente y poco tolerante con la idiotez y la ignorancia en la que cada vez más sumido anda el personal, pero lo cierto es que no dejo de sentir vergüenza ajena y enfado constante ante el bochorno que supone contemplar a diario tanta muestra de zafiedad colectiva.

miércoles, 19 de enero de 2011

"Mamá ya no quiero ser artista, quiero ser expresidente"


Así rezaría el título y el estribillo de la vieja y conocida canción de Concha Velasco “mamá quiero ser artista”, pues los tiempos han cambiado y ahora los niños y las niñas ya no quieren ser artistas y sudar la gota gorda para llegar al ansiado triunfo. No, ahora lo que se lleva es querer ser futbolista, famoso, concejal, alcalde o simplemente político profesional. Pero el culmen de la gloria, a lo que todo niño querría aspirar es a ser presidente para después de dejar de serlo alcanzar la gloria. ¡Sí amigos, ahora lo que se lleva es querer ser expresidente de gobierno! Pues teniendo en cuenta los sueldos de por vida que cobran nuestros dos últimos (Felipe González y J.M. Aznar) y si les añadimos los que se embolsan como consejeros de dos grandes multinacionales (Gas Natural y Endesa respectivamente), el trabajo de artista queda desfasado como objetivo laboral ilusionante en el que se pueda recoger los frutos de la fama y el dinero como creía Concha Velasco.

Y los datos son bastantes claros: 80.000 euros anuales de por vida más otros 200.000 que cobrará Aznar también al año como consejero de Endesa. En el caso de Felipe González a los 80.000 hay que sumarle otros 126.500 por su faceta de consejero de Gas Natural-Fenosa. A esto, por supuesto habría que añadirle lo que cobran de sus respectivos partidos por asuntillos varios, conferencias, charlas, artículos periodísticos, “clases magistrales” en universidades, etc.. En fin, entre unas y otras cosillas se llevan un verdadero pastón mientras al resto de los mortales se nos castiga sicológicamente a diario con la crisis, la jubilación a los 67, el trabajo precario, los despidos a la carta, el paro, la subida de precios, los impuestos abusivos (hay que pagar tanto dispendio), etc…

Ya lo veis nada como hacer carrera política para “triunfar” en la vida, si entendemos como “triunfo” dar al personal por donde amargan los pepinos.

Por si queréis profundizar más sobre el bochornoso derroche de todos nuestros representantes políticos os dejo el siguiente enlace:

http://www.portaloaca.com/articulos/politica/931-el-chollo-de-ser-politico-cosas-que-todas-las-personas-deberian-saber.html

viernes, 14 de enero de 2011

Cuando se agota la paciencia.

            
Cansado de tanto soportar saltos, revolcones, maltratos varios, migas de pan y manchas de todo tipo concluyó que su paciencia había llegado al límite. No sabía muy bien como terminar con todas aquellas faltas de respeto y mala educación. Su noble procedencia, no obstante su abuelo había vivido hasta el final de sus días en un palacio perteneciente a uno de los Grandes de España, le impedía usar métodos que se pudieran considerar, digámoslo, poco elegantes. Pero su inquebrantable hasta entonces serenidad y buenas maneras habían tocado fondo. Desde ese mismo momento -pensó- que al menor atisbo de mal comportamiento acabaría de una vez, y para siempre, con tanto desorden e indisciplina. Sobre todo cuando lo que se ponía en juego era su bella piel y una tonalidad cromática que le habían hecho ganarse a pulso el honorable título de mueble más elegante del salón. Así, el viejo y respetado sofá de cuero, encogiendo todo lo que pudo sus elegantes y mullidas formas, tomó el  impulso necesario para provocar la caída de bruces de aquellos odiosos y maleducados niños que tan poco respeto le tenían.

miércoles, 12 de enero de 2011

Haití, triste aniversario...

Sos Haiti de PXMolina en la Kodorniz
Haití, a 12 de enero de 2011, un año después de la tragedia: Entre 230.000 y 300.000 personas fallecidas (aún hoy no se sabe la cifra exacta), otros 300.000 heridos, 4.000 de ellos mutilados para siempre, más de 100.000 viviendas completamente destruidas, otras 200.000 dañadas gravemente, 500.000 personas aún hoy deambulan desde entonces por las calles sin tener donde ir, otras 800.000 viven hacinadas en campamentos improvisados por las ONG´S que actúan en la zona. Si antes del terremoto el 67% de la población malvivía con dos dólares al día, hoy no llega ni a 1 dólar.

Pero eso, por si fuera poco, no lo es todo: al demoledor terremoto y a la pobreza de siempre se sumó el 19 de octubre un enemigo insospechado: el cólera. A la epidemia, que parece controlada tras matar a 3.732 personas, nadie la invitó pero amenaza con quedarse. Y convertirse en un mal endémico como lo es también la política nacional que no logra sacar a la población del infierno más cruel.

Hay muchas formas de colaborar, en mi caso lo hago con Médicos sin Fronteras: www.msf.es

lunes, 10 de enero de 2011

Fumar está dejando de ser un placer...

Vaya por delante que ni fumo ni nunca fumé, al menos como lo que se entiende por fumador pues aunque, como supongo muchos, tuviera en mis años jóvenes algunos escarceos con el tabaco y "derivados" éstos no fueron significativos y por lo tanto no me produjeron adición alguna.

Dicho esto quiero también exponer que me parece un sin sentido y hasta un abuso la persecución estatal que se está haciendo actualmente a los fumadores. Me parece poco democrático no solo privar de la libertad de fumar en locales privados que así lo consientan (por ejemplo bares de copas) si no también intimidar y penalizar a aquellos que incumplen la absurda norma prohibitiva de fumar, plasmada en ley, en este tipo de lugares. Creo que tratar como si de un delincuente o de un apestado se tratara a los que eligen por propia voluntad contaminar sus pulmones con nicotina no es de recibo, pues utilizar el argumento de que no solo dañan su salud si no también la de las personas próximas en locales privados (no olvidemos unca esta importante apreciación) en los que libremente cada cual tiene la opción de entrar o no, y por lo tanto "contaminarse" o no, es cuando menos insostenible si apelasemos a una legalidad que se aplicase con cierto sentido común, algo que parece no abundar demasiado entre los que redactan algunas leyes. Pues en vez de protegernos a los no fumadores de las evidentes molestias provocadas por el humo del tabaco en donde tenemos la opción de estar o no, deberían protegernos a todos, fumadores y no fumadores, de otras molestias tan nocivas para la salud o más que el humo de un cigarrillo. Me refiero, por ejemplo, a ruidos con niveles por encima de los permitidos, gases producidos por los escapes de los diferentes tipos de vehículos y calefacciones o, esto sí que es curioso, las violencias generadas por el uso permitido del alcohol consumido en los mismos lugares donde no está permitido, en cambio, fumar.

Conste también que aunque no esté de acuerdo con la última normativa aprovada contra el tabaco no me impide estar, sin embargo, de acuerdo con la anterior prohibición que regulaba el hábito de fumar en lugares públicos como hospitales, centros de trabajo, universidades, institutos, etc. Parece también de sentido común que en estos lugares se hace imposible la convivencia entre unos y otros, por ser sitios públicos y de potencial necesidad de uso para ambos: fumadores y no fumadores.

Si la última polémica suscitada se refiere sobre todo a bares, restaurantes, discotecas y locales de copas parece sencillo deducir que siendo locales de propiedad privada podría ser una solución bastante sencilla, creo, el que hubiera opciones cerradas para unos y otros (fumadores y no fumadores). Cada cual podría optar por la oferta que mejor cubra su demanda y sus apetencias, seguro habría negocio y sitio para ambas opciones.

Mientras tanto los fumadores, en su mayoría, creo que no dejarán de fumar y el Estado seguirá vendiendo tabaco en los estancos y lucrándose de los exagerados impuestos que se pagan por cada cajetilla consumida.

Para terminar me gustaría dejar toda una declaración de intenciones sobre lo que se puede considerar como libertad privada, que según el filósofo A. Escohotado sería algo así como: "De la piel para dentro empieza mi exclusiva jurisdicción. Elijo yo aquello que puede cruzar o no esa frontera. Soy un estado soberano, y las lindes de mi piel me resultan mucho más sagradas que los confines políticos de cualquier país".

lunes, 3 de enero de 2011

3 de enero de 2011.

Sigo navegando. La procelosa mar de las ondas cibernéticas sigue meciendo este navío desde el que contemplo el devenir de los tiempos. Nada parece haber cambiado después de traspasar la frontera de un año hacia a otro. En estas corrientes marinas cargadas de tanta energía no parece que se hubiera trastocado nada. Todo sigue igual. El laberinto espacio temporal por el que transcurren estas aguas, a pesar del constante cambio del que se alimentan, pareciera haber caído en una inesperada monotonía. Quiero imaginar que esta inquietante contradicción sea tan solo pasajera y que tras la aparente “tranquilidad” vuelvan a sucederse acontecimientos que sacudan mi navío de proa a popa.

Mientras tanto, diviso a lo lejos un mar de letras entra las que sobresalen pasajes de libros tan eternos como sus autores. Frases que nos estremecen, emocionan, entristecen, alegran, enamoran, apasionan, alteran, revuelven, inquietan, enseñan, despiertan pero también nos hacen soñar y, en algunas ocasiones, nos hacen sobre todo reflexionar.

Entre tantas letras derramadas, cual sopa de letras, sobre esta procelosa mar se iluminan ante mi atenta mirada solo unas pocas (quizás sea que mis ojos solo han querido centrarse en ellas) que recojo con mis redes y llevo a cubierta para cuidadosamente ordenar sobre la mesa. Aparto las cartas de navegación y otros objetos que me guían en este tan extraño viaje, para leer con curiosidad el mensaje rescatado de las aguas: una nueva reflexión, sacada de ese maravilloso libro incatalogable que es Rayuela, llena de magia, poesía y metafísica. Me apresuro a copiarla en mi cuaderno de bitácora.

“Sólo en sueños, en la poesía, en los juegos –encender una vela, andar con ella por el corredor- nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos”.

Julio Cortázar, Rayuela, Capítulo 105.

Que mejor que releer Rayuela, siempre Rayuela, para saltar de un año a otro, de un instante a otro en ese juego tan complejo, surrealista y caótico que es la vida.